El problema del medio

El Sevilla de Sampaoli no deja indiferente a nadie. Mucho menos a sus propios seguidores. Si tomamos como punto de inicio esta proposición, cualquier análisis que hagamos u opinión que vertamos será inmediatamente calificada de a favor o en contra de la idea futbolística del casildense. Sea como fuere, hoy vamos a poner el foco en el gran problema que tiene el nuevo Sevilla y que se ha puesto de manifiesto en el Madrigal: la salida de balón.

El esquema de juego de este equipo requiere como axioma indiscutible que la salida de balón se realice de forma escalonada. El balón ha de batir líneas pasando del portero al central, de éste al mediocentro y de sus pies al lateral hasta superar la presión rival. Así una y otra vez hasta que, fruto de los triángulos de pase, haya un jugador liberado en el espacio del campo rival entre el círculo central y la media luna del área. Idea sencilla, pero de una ejecución complejísima y que revela a la vez las virtudes y las carencias de este Sevilla. El punto débil blanquirrojo no es otro que esa salida de balón.

Influencia de N'Zonzi y Vitolo en el partido contra el Villarreal.

Influencia de N’Zonzi y Vitolo contra el Villarreal.

Contra el Villarreal pudo comprobarse como todo el peso de estas acciones recaía en N’Zonzi (jugador en el disparadero del mercado) y que él era objeto de un magistral marcaje al hombre por parte de Manu Trigueros. Inutilizar al vértice que arranca el ataque sevillista cortocircuita el resto de opciones ofensivas. Advertido el problema por el banquillo, Sampaoli escogió reconvertir a Vitolo a mediocampista y ponerlo como interior derecho con un solo objetivo: ser un eslabón intermedio de la cadena y no una de las piezas finales.

La solución ad hoc “sampaolista” no dio el resultado esperado. El equipo local, no exento de calidad, continuó empujando al visitante sevillano y cualquier remiendo apenas servía para tramos puntuales del choque. El Sevilla evidenció que en la confección de su plantilla escasean los jugadores que cumplan con el rol de “5” (increíble ostracismo de la petición del entrenador: Kranevitter) y que Sampaoli tiene que variar un tanto sus planteamientos si quiere rendir, pues colocar a un segundo jugador en el medio es fundamental. Veremos cómo soluciona un problema tan importante como este, que, a la postre, es causa de pisar poco el área contraria.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s