Déjà vu

Cogía un vuelo con dirección a Lima y el sabor más palpable que notaba en mi boca es uno que podría describir así: cómo jugamos de bien y de bonito, pero aquí va a llegar un cabrón y recordándonos que en esto lo importante es meter gol, nos va a mandar de vuelta a casa. Sensaciones que estaban sobre el cuerpo de muchos de nosotros durante la Eurocopa de Polonia y Ucrania y que cuatro años más tarde, como un deja vu del más gabacho estilo, parece repetirse.

Con los mismos guiones, las mismas pautas y los mismos complejos y virtudes, España ha ganado por la mínima a Chequia. Parecía que se iba a consumir el partido en ataques frontales, laterales, cruzados y pases sutiles al hueco que desembocaban en la frustración bohemia. Eso es lo que se antojaba con el paso de los minutos. Del Bosque recurrió a sistemas de balonmano para superar las dos líneas de nueve jugadores checos: llevar el balón de lado a lado para a la primera ocasión posible probar a la leyenda Cech. Y funcionaba, eso es innegable.

Una ocasión tras otra, la Selección veía de cerca el gol sin conseguirlo. Unas veces el guardamenta, otras el defensa o simplemente un fallo inesperado por la parte ibérica, pero el gol se alejaba. Queda claro que este equipo solo es capaz de ganar por un gol ¡cuánta envidia nos tendrán en Italia! A muchos preocupa este asunto. A mí no. Parafraseando tópicos, más vale ganar diez partidos por 1-0 que vencer en sólo uno por 10-0.

Pero sí hay una cosa que me preocupa de esta “España16”: su fragilidad defensiva. Es cierto que la Furia aún no ha sido testada ante equipos de primer nivel, pero también lo es que cualquier equipo le ha creado manifiestas ocasiones de gol. Dejando de lado el “affaire Georgia”, todas las selecciones han tenido sus oportunidades para anotarnos algún tanto y eso es tan grave como tu sequía ofensiva. Unas veces Piqué o Ramos, otra el portero de turno e incluso como hoy Cesc te sacan la gran oportunidad rival, pero no todos van a ser tan cándidos en ataque como Chequia. En fase defensiva la mejora tiene un trecho muy grande que recorrer y ahí, en mi opinión, deben ir los esfuerzos en el campo de Santa María de Re.

Veremos que nos deparan los partidos contra Turquía y Croacia. Con este libreto tendremos muchas ocasiones de gol, pero ellos también tendrán las suyas. Como diría el entrenador del PSG: “es un reto y con confianza tenemos que afrontarlo, creciendo desde nuestra portería a cero”. Que recoja el guante quien guste.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s